lunes, 9 de diciembre de 2013

Adolescentes que tienen algún padre con cáncer: web de apoyo.


WEB para adolescentes con padres con cáncer

En la entrada de hoy quiero comentar una web que me pareció desde que la descubrí una pequeña joya en el ciberespacio. 

Está creada en Reino Unido (en inglés) PARA adolescentes que tienen o han tenido a alguno de sus padres con cáncer

La web es www.riprap.org.uk llamada así porque la palabra "riprap" significa piedras sueltas colocadas en una secuencia , en la que una base sólida se puede construir.  

Está desarrollada en la Universidad de Sheffield, Reino Unido - dentro de la Unidad Académica de Soporte, del Departamento de Oncología . La financiación la consiguieron a partir del Fondo de Nuevas Oportunidades, comenzando en 2003. En 2012 se actualizó gracias al Departamento de Salud
Los autores son: 
- Professor Sam H Ahmedzai: 
Professor of Palliative Medicine 
- Hilde Hjelmeland Ahmedzai
: Project Manager 


El objetivo de la web es que pueda ser uno de los componentes básicos en un momento en que muchas cosas pueden parecer inciertas y caóticas. Este sitio ha sido desarrollado especialmente para los adolescentes que tienen un padre con cáncer, donde poder aprender más sobre que ocurre a nivel emocional cuando un padre tiene cáncer, además de proporcionar conocimiento sobe el cáncer y su tratamiento; y ofrecer enlaces de apoyo donde poder tener ayuda profesional

Realmente cumple con lo que diversos artículos exponen como “Intervención a hijos de personas con cáncer”: 
- Dar conocimientos sobre la enfermedad y su tratamiento. 
- Legitimizar los sentimientos que se dan en los adolescentes en esos momentos. 
- Facilitar la comunicación y expresión de sus emociones con alguien de confianza (familiares, amigos, profesores, profesionales, etc.).

Contenidos de la web


1. LEGITIMIZANDO EMOCIONES
Lo que me parece más interesante es que diferencia los diferentes sentimientos o emociones que un adolescente puede sentir en esta situación, los explica y presenta historias reales de adolescentes que hablan sobre esa emoción concreta. 

Los sentimientos de los que habla son: 
  • TRISTEZA: lloroso, deprimido, devastado, triste, enojado, miserable. 
  • ENFADO: inflamado, provocador, frustrado, furioso, resentido, violento, molesto. 
  • CONFUSIÓN: desconcertado, desorientado, confuso, molesto, confundido. 
  • CULPA: arrepentido, culpa, avergonzado, triste, apesadumbrado, remordimiento. 
  • ANSIEDAD: nervioso, asustado, temeroso, preocupado, pavoroso, tenso. 
  • SOLEDAD: diferente, abandonado, desconectado, sin amigos, traicionado, solo, aislado. 
  • OPTIMISMO: esperanzado, feliz, animado, optimista, confiado, alegría, aliviado. 

Otros de los apartados que ofrece son: 

2. CONOCIMIENTO SOBRE EL CÁNCER 
En este apartado presenta lo que es el cáncer, los tipos y tratamientos y un conjunto de términos relacionados. 

3. SOPORTE 
Este es un apartado muy interesante donde se exponen diversas herramientas para que el adolescente pueda encontrar consejo y/o ayuda. 
  • FOROS: donde poder escribir sobre temas concretos y tener respuestas de otros. 
  • CONSEJOS: hay un resumen de consejos dónde que el adolescente puede revisar y allí mirar si alguno le es válido para su situación concreta. 
  • VOCES DE APOYO: lugar donde añadir videos y audios con voces de apoyo de personas que han pasado o están pasando por esta situación. 
  • VIVIENDO CON CÁNCER: lugar en el que se habla sobre situaciones concretas que ocurren cuando se convive con el cáncer. Cuando las cosas van bien y cuando no van tan bien. 
  • MOVING ON: se ocupa de los cambios que ocurren después de pasar esta situación y del retorno, o no, a la normalidad previa. 
  • SI TU PADRE HA MUERTO: en esta sección se ofrece información sobre las reacciones y sentimientos comunes que se pueden experimentar y de los posibles cambios en la vida cuando un padre ha muerto. 
  •  APOYO EN MI AREA: se especifican los centros y organizaciones a las que pueden acudir por áreas del Reino Unido. 
  • LINKS: enlaces con información y apoyo que les pueden ser útiles. 


4. CONTACTO 
Dan la opción de ponerse en contacto con ellos si se desea algún consejo o apoyo emocional en relación a lo que está pasando en el momento. 


Realmente una web muy interesante, una joya que no una piedra en el ciberespacio y que nos puede ayudar mucho a orientar y apoyar a los adolescentes y padres que se encuentren en esta situación. 

¿Para cuándo una en español?.....

domingo, 10 de noviembre de 2013

Hijos de padres con cáncer: Cuándo sólo los Abuelos pueden cuidar de sus nietos.

En esta ocasión el blog va destinado a otros abuelos, a los que por culpa de una enfermedad grave como el cáncer, tienen que hacerse cargo de sus nietos.
Os recomiendo las entradas previas sobre comunicación con los hijos de padres enfermos para conseguir una buena relación y expresión emocional de los niños en situaciones difíciles.

En la entrada anterior de este mismo blog hablamos sobre los “abuelos RE-padres”, que son aquellos que, como ayuda a sus hijos, cuidan de sus nietos llegando a pasar tanto tiempo con ellos como sus propios padres.

Muchos abuelos están listos para simplificar sus vidas y tomarlo todo más lento. Dejar eso atrás y asumir las reponsabilidades de ser el padre primario de nuevo puede incitar muchos sentimientos, incluyendo la pesadumbre, el coraje, la pérdida, el resentimiento y posiblemente la culpa. Esta transición puede producir tensión nerviosa y emocional y puede conllevar una carga financiera significativa. El choque cultural de tener que tratar con niños y adolescentes de una generación diferente puede ser enorme. Los hogares encabezados por abuelos tienen una tasa significativamente alta de pobreza al compararse con otros tipos de unidades familiares.
A los abuelos les puede resultar difícil decir “no” o establecer límites, sobretodo cuando se siente lástima por los nietos cuando la razón por la que tienen que cuidar de los niños es por una enfermedad grave como el cáncer. O, a la inversa, puede estar preocupado porque, sin una educación estricta, sus nietos podrían no respetar su autoridad.

Además, los niños de padres que no pueden ocuparse de ellos tienen más probabilidades de presentar problemas emocionales y de conducta, tales como comportamientos rebeldes o que buscan poner a prueba los límites.

Cuidar a los nietos puede ser uno de los hechos más desafiantes, así como uno de los más gratificantes de su vida. Puede exigir hacer algunos cambios en la vida diaria. Algunos aspectos que estos abuelos RE-padres podrían necesitar adaptar incluyen:

  • Económico-Legal: Los gastos de criar a un nieto o nietos impactan en el presupuesto que tenían previsto los abuelos.  Puede afectar a los planes que ellos tenían hechos.  También es conveniente arreglar la situación legal (custodias, etc.)  Se recomienda que busquen asistencia (trabajo social, asociaciones específicas, abogados,…) para determinar si existen ayudas para cubrir los gastos del cuidado del niño (alimentación, vivienda, ropa, salud, etc.) y arreglar temas burocráticos.
  • Social: los abuelos pueden aislarse del grupo de su propia edad, muchos de cuyos integrantes, si no todos, están atravesando una experiencia más tradicional de abuelazgo. Este aislamiento puede llevar a la infelicidad y la frustración.                    Se recomienda que encuentre tiempo para también concentrarse en ellos mismos. Esto es perfectamente aceptable y para nada egoísta. Tomarse un descanso de los nietos para hacer un recado, pasar tiempo solo o en pareja o con un amigo, o incluso para asistir a alguna clase. Es saludable cultivar intereses fuera de las responsabilidades familiares para mantenerse emocionalmente equilibrado. 
  • Físico: El cuerpo puede no estar listo para encargarse de tener que dar de comer en medio de la noche y de las constantes ocasiones en que uno se debe levantar o inclinarse mientras se persigue a los pequeños.  También puede resultar difícil mantener el ritmo de los niños en edad de escuela secundaria, hallar energías para ayudar los que están cursando la escuela media con sus tareas, o asistir a las actividades o conferencias escolares. El ejercicio regular puede aliviar el estrés físico y mental.
  • Cuidarse: Como adulto mayor, se pueden enfrentar enfermedades y condiciones comunes relacionadas con la edad. Las presiones añadidas de actuar como padre pueden exacerbar cualquier condición preexistente. El proveedor del cuidado de la salud debería estar enterado de las circunstancias especiales y estar disponible y sensible a sus necesidades físicas. Así, es importante encontrar un médico o enfermera de atención primaria (o general) con quien se sienta cómodo hablando acerca de la situación familiar y de sus efectos potenciales sobre la salud.
  • Emocional: La transición entre ser un adulto mayor sin personas dependientes y criar nietos puede ser muy traumática. Dedicar su tiempo, su energía y su dinero para hacerse cargo de las responsabilidades de ser un padre primario de nuevo, puede fomentar sentimientos tales como el dolor, la furia, el resentimiento y, posiblemente, la culpa, llevándolo a la depresión o a la ansiedad.  El estrés de ser padre puede aumentar cuando en forma simultánea se producen otras demandas de atención. Estas demandas pueden incluir el ocuparse de su propio padre, hermano o cónyuge mayores.  No tenemos que olvidar el dolor que sienten cuando el motivo es la pérdida o incapacidad por una enfermedad como el cáncer. Otros pueden sentirse culpables y descorazonados si no son capaces de criar a los nietos que necesitan cuidados.  La recomendación es que, se trate de un amigo, un miembro de la familia o un consejero de salud mental, será importante tener alguien con quien hablar y en quien confiar y que sea lo suficientemente compasivo y comprensivo para guiarlo hasta un profesional apropiado en busca de ayuda si se necesita. Asistir a grupos de apoyo puede permitir conocer a otros abuelos que están haciendo de padres otra vez. El entorno de grupo brinda la oportunidad de compartir experiencia y aprender del otro.

¿Por dónde empezar?

Estos niños muchas veces no se sienten seguros y tienen miedo; pueden estar enojados o abochornados por esta situación. Tomará tiempo para que se sientan seguros. Estos abuelos pueden animarlos a que se sientan más positivos y que se ajusten más fácilmente a su nuevo hogar de la siguiente manera:
  • Establecer una rutina diaria para comer, dormir y otras actividades.  Esto le dará a los niños cierto sentido de estabilidad en sus vidas. 
  • Ayudar a los nietos a sentirse bienvenidos en su nuevo hogar haciendo espacio para ellos y sus pertenencias. Su hogar debe ser acogedor, seguro y apto para niños.
  • Practicar las destrezas de comunicación. Hablar con los nietos y estar seguro que los niños saben que siempre les pueden hablar.
  • Usar la disciplina positiva, enfatizando la educación y no el castigo. Premiar la buena conducta con elogios. Establecer unas cuantas reglas de comportamiento y ser consistente en lograr que se obedezcan.
  • Encontrar actividades en común entre abuelos y nietos para fortalecer la relación: lectura, ordenadores, etc.
  • Aprender a decir que "no". No siempre se tiene tiempo para hacerlo todo. Aprender a establecer prioridades y elimine las cosas que no son necesarias.
  • Si es posible, hacer un curso para refrescar las destrezas como padre.  

Los psiquiatras y psicólogos de niños y adolescentes reconocen el papel importante que tienen los abuelos que crían a sus nietos. 

Mientras más capaces sean los abuelos de satisfacer sus propias necesidades, de mejor manera podrán cumplir con las demandas de la paternidad.



BIBLIOGRAFÍA



lunes, 4 de noviembre de 2013

Los abuelos RE-padres: cuidando a los nietos, responsabilidades compartidas.


En la situación actual que los ciudadanos estamos viviendo, los abuelos están siendo el sustento “logístico” y económico de muchas familias.  Son un importante recurso tanto para los padres como para los niños. Ellos proveen cuidado a los niños, ayuda financiera y apoyo emocional. En ocasiones se les reclama para que provean mucho más, incluyendo el cuidado parcial o a tiempo completo y la responsabilidad de sus nietos.

Generalmente toman el papel de cuidadores por amor a sus nietos y a su familia. La atención de los nietos también puede ser una necesidad: puede no haber más que extraños para ejercer ese rol, situación que a menudo se considera una opción inaceptable para un abuelo que elige criar a sus nietos. En estas situaciones, los sentimientos de amor incondicional de un abuelo se combinan con un sentimiento profundamente arraigado de responsabilidad y compromisos familiares.

A mí me gusta llamarles “abuelos RE-padres”.  “RE” por dos motivos: primero porque vuelven a ser padres, ya que en su juventud ya lo fueron; y segundo porque se convierten en una figura similar a los “dobles” de las películas de cine: hacen de padres sin serlo porque ya existe alguien con ese papel.  Pero muchas veces son los que se llevan las escenas más difíciles por un sueldo mucho menor…

Beneficios y Dificultades

Existen muchos beneficios, tanto para los niños como para los abuelos, cuando éstos se convierten en cuidadores substitutos de forma habitual y varias horas al día:
  • Los abuelos pueden brindar a sus nietos estabilidad, predictibilidad y un modelo de rol saludable.
  • También aportan al proceso paternal los beneficios de la experiencia y de la perspectiva.
  • Brindar atención a los nietos ayuda a algunos cuidadores mayores a sentirse jóvenes y activos, otorgándoles un gran propósito de vida.
  • Los RE-padres pueden rejuvenecer al recibir amor y compañía de parte de sus nietos.

Por otro lado, transformarse en RE-padres de una generación a la cual no se pertenece, y que puede quedar bastante lejos, presenta un sinnúmero de desafíos. Igual que algunos padres, pero de una forma más intensa, pueden no sentirse actualizados respecto de las últimas modas pasajeras, programas de TV, películas, Internet y música juveniles. De modo similar, pueden no sentirse preparados en las materias que se enseñan en las escuelas o sobre los nuevos métodos que se utilizan para impartirlas. Esto les dificulta la comunicación con sus nietos, compartir las experiencias diarias o entender su comportamiento.

Pero yendo más allá, nos encontramos que muchos abuelos en el papel de encargados del cuidado del niño (y también muchos padres y madres) subestiman o no están conscientes de las cargas adicionales que su nuevo papel como ‘RE-padres' les impone a ellos. Los abuelos a menudo asumen que su papel tiene que ser el de nutrir y recompensar a los niños sin tener que establecerles límites.

Estoy a favor de que los abuelos puedan cuidar de sus nietos, y más si es por necesidades ineludibles.  Pero soy de la opinión de que se ha llegado a un punto en el que los abuelos tienen una Responsabilidad delegada muy superior a la que les toca.  Y que si esto ocurre o es necesario, no se corresponde a la Autoridad delegada que deberían tener.  Cuando son los abuelos los que se ocupan de los niños la mayor parte del tiempo, deben participar y decidir también en la crianza de los niños.  El motivo principal: que son ellos los que la van a llevar a cabo.

Recomendaciones

El consenso en los estilos de crianza es básico, y más aún si tenemos a un niño o niña con algún problema o necesidad a trabajar. 
Esto puede ser un hándicap para los abuelos y los padres, por ello os proporcionamos algunas recomendaciones:
  • Decidir conjuntamente (padres y RE-padres) los horarios "extra-excolares" de los niños.  Se deben pactar las actividades rutinarias teniendo en cuenta las necesidades y capacidades de los abuelos.
  • Reforzar las decisiones que toman los abuelos respecto a los niños: si los padres no están de acuerdo se debe aclarar en privado, pero no desautorizarlos delante del niño.
  • Lo mismo para los abuelos: no desautorizar a los padres sobre su estilo de crianza.  Éste debe estar consensuado en unos mínimos, aunque después cada uno tenga sus propios métodos.
  • Se tienen que asegurar momentos para que los abuelos puedan relacionarse con otras personas de su grupo de edad, ya que el aislamiento en este sentido puede llevar a la infelicidad y frustración.
  • Encontrar actividades en común entre abuelos y nietos para fortalecer la relación:
    • Lectura: a los niños (y no tan niños) les encanta escuchar cuentos e historias leídas en voz alta por sus abuelos.
    • Actualizar los conocimientos sobre ordenadores: si no se tiene uno propio se puede acudir a la biblioteca pública, donde además es posible que se oferten cursos gratuitos para gente mayor.
  • Los abuelos deben cuidar su salud, es la mejor forma de asegurar el cuidado de los nietos. Deben descansar y, si es posible, realizar alguna actividad física de forma habitual como caminar o ir a la piscina.
  • Dejar a los abuelos decir NO: no siempre tienen el tiempo para hacerlo todo.  También tienen que establecer prioridades y eliminar las cosas que no son necesarias.
En una próxima entrada en el Blog hablaré sobre los abuelos que, por falta de los padres por enfermedad o muerte, asumen la crianza completa o casi-completa de los nietos convirtiéndose en padres. 

miércoles, 9 de octubre de 2013

PSIduda: ¿Son normales los MIEDOS de mi hij@?



A menudo me encuentro con la PSIduda de los padres sobre si los miedos de sus hijos son normales o no.
Pero, ¿qué es un miedo?  Una definición que considero bastante acertada es la que dice que el miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento (habitualmente desagradable) provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta tanto en los animales como en el ser humano.

Estos miedos en la mayoría de los casos son “normales” en el desarrollo evolutivo del niño.  Incluso podríamos decir que el NO tenerlos podría ser lo “raro” o lo que nos puede indicar algún trastorno.  También tenemos que tener en cuenta el entorno del niño, ya que algunos de estos miedos son producto del modelado (aprendizaje o copia) de los miedos de los padres.
Como ya he comentado en otras entradas del blog que se refieren a niños en una situación compleja (como hijos de padres con cáncer) la expresión de miedos que no corresponden con su edad puede ser normal siempre que esto no se perpetúe en el tiempo y le comporte sufrimiento y perturbación de su vida habitual.
¿Cuándo preocuparse? 
  • Cuando estos miedos se perpetúan en el tiempo.
  • No corresponden a su edad.
  • Provocan sufrimiento en el niñ@ y modifican su rutina diaria.

En resumen, los miedos o temores se producen en todos los niños y, en la gran mayoría de los casos son de carácter evolutivo y se superan, apareciendo otros.  
A continuación os presento los miedos más habituales según las edades:
0-2 años:
  • Ruidos fuertes, extraños, separación de los padres, heridas, animales y oscuridad.

3-5 años:
  • Miedos que disminuyen: pérdida del soporte y extraños.

  • Miedos que se mantienen: ruidos muy fuertes y no habituales, separación de los padres, animales y oscuridad.

  • Miedos que aumentan: daño físico y personas disfrazadas.

6-8 años:
  • Miedos que disminuyen: ruidos fuertes y personas disfrazadas.

  • Miedos que se mantienen: separación de los padres, animales, oscuridad y daño físico.

  • Miedos que aumentan: seres imaginarios (brujas, fantasmas, extraterrestres, etcétera), tormentas, soledad y escuela.

9-12 años:
  • Miedos que disminuyen: separación de los padres, oscuridad, seres imaginarios y soledad.

  • Miedos que se mantienen: animales, daño físico y tormentas.

  • Miedos que aumentan: escuela (exámenes, suspensos), aspecto físico, relaciones sociales y muerte.

13-18 años:
  • Miedos que disminuyen: tormentas.

  • Miedos que se mantienen: animales y daño físico.

  • Miedos que aumentan: escuela, aspecto físico, relaciones sociales y muerte.

Os recomiendo el libro 'El niño miedoso' (Pirámide) de Francisco Xavier Méndez. Manual sobre el origen de los temores cotidianos de los más pequeños que incluye una guía orientativa para las familias.; de donde surge parte de esta información.
Y también muy recomendable visitar la página web http://www.fluff.es y sus muñecos que nos ayudan a superar los miedos y terrores nocturnos.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Consulta de atención a hijos de padres con cáncer: experiencia europea.

EXPERIENCIA: MODELO DE ATENCIÓN A HIJOS DE PADRES CON CÁNCER
 (Nota: siempre que se escriba padre y/o madre se refiere a las personas responsables de ese niño dado por sentado que existen varios tipos de familias, todos ellos válidos)

Desde que se asume que el cáncer afecta no sólo al paciente sino a la familia en completo, los servicios de psico-oncología han cuidado también de los familiares en los últimos 25 años.  

Sin embargo, la mayoría de los estudios demuestran que el “cáncer y la familia” se suele centrar en las parejas de los pacientes y el impacto de la enfermedad en la relación.

También es sabido que los hijos con padres gravemente enfermos tienen incrementados el riesgo de problemas de salud mental, y muchos estudios se han centrado en las reacciones psicológicas hacia el cáncer paterno/materno.
Algunos autores reportan que los hijos de pacientes con cáncer puntúan más en las escalas de síntomas, especialmente en lo relacionado con ansiedad y depresión.

El funcionamiento familiar (dinámica que rige los patrones de convivencia y funcionamiento) se ha demostrado más predictivo para el ajuste psicológico de los niños que cualquier parámetro de la enfermedad como son la duración, pronóstico, la quimioterapia o la discapacidad física.  Esto indica que con las intervenciones familiares podemos esperar un mayor rol en la prevención de problemas de salud mental en hijos con pacientes con cáncer. 

A pesar de estos hallazgos, las intervenciones para hijos de pacientes con cáncer no son nada habituales.
En esta entrada del blog quiero compartir una experiencia europea en la que se creó una consulta de atención para hijos de padres con cáncer.  

OBJETIVOS DE LA INTERVENCIÓN

OBJETIVOS CON LOS NIÑOS
  1. Mejorar la comprensión de la enfermedad del padre/madre.
  2. Legitimar las necesidades y sentimientos individuales.
  3. Mejorar las estrategias de afrontamiento activo.
  4. Integrar los sentimientos ambiguos hacia la enfermedad del padre.
  5. Iniciar anticipadamente el proceso de duelo (si aplicable).


OBJETIVOS CON LOS PADRES
  1. Mejorar la autopercepción competencial como padres.
  2. Incrementar la disponibilidad emocional saludable de los padres para el hijo.

OBJETIVOS FAMILIARES
  1. Facilitar la comunicación abierta sobre la enfermedad parental.
  2. Mejorar un manejo flexible sobre las divergentes necesidades de cada miembro familiar de forma individual.
  3. Prevenir a los hijos de asumir rol parental de forma disfuncional. (asumir responsabilidades inapropiadas para su edad)

 EN QUÉ CONSISTE LA INTERVENCIÓN
  • Después de iniciar el procedimiento estándar cada intervención es flexiblemente adaptada a las necesidades específicas de cada familia.  Esto significa que 1 ó 2 de los 10 objetivos generales son priorizados como foco principal en cada caso.
  • La mayoría de las intervenciones consisten es 3 a 8 sesiones durante un periodo de 3 a 6 meses.
  • La intervención debe ser inicializada en alguna fase del tratamiento médico del padre y debe continuar con independencia su alta del hospital o de la muerte del padre o madre.

SESIÓN a PADRES: el objetivo principal de la sesión es la creación de una alianza terapéutica de confianza con los padres.  Las preocupaciones de los padres, los estilos de afrontamiento y recursos son evaluados.  Más específicamente, cómo ellos comparten la información y miedos sobre la enfermedad con otros adultos cercanos y con sus hijos es explorado.

SESIONES INDIVIDUALES CON HIJOS: siempre y cuando los padres estén de acuerdo con el procedimiento, cada niño con más de 3 años de edad es invitado a una sesión individual.  En estas sesiones se evalúa sus conocimientos sobre la enfermedad y sus preocupaciones, miedos y estrategias de afrontamiento.

SESIONES FAMILIARES (opcionales): son ofertadas cuando las sesiones previas revelan problemas comunicacionales o interacciones familiares disfuncionales.  Estas sesiones se centran en la facilitación del mutuo entendimiento y abrir vías de comunicación sobre las preocupaciones sobre la enfermedad, percepciones y conductas de cada uno de los miembros.


 ALGUNOS RESULTADOS
  • La derivación de niños al servicio era recibida con gran aprobación por las familias si era hecha por los médicos, no por otros miembros del equipo.  Por ello es importante su sensibilización respecto al tema.
  • El momento apropiado para iniciar la intervención no es justo después del diagnóstico inicial; sino un tiempo después.  Se recomienda  en los 3 primeros meses tras el diagnóstico a menos que el paciente lo solicite antes o el tenga mal pronóstico o tratamiento invasivo inmediato.
  • Los conflictos familiares no resueltos previamente a la aparición dela enfermedad deben ser cuidadosamente explorados y considerados
  • En situaciones de alto estrés para los pacientes con cáncer la intervención debe ser implementada como un procedimiento estándar desde el inicio.
  • Cuando se presenta un tratamiento de alto riesgo, la intervención debe ser ofrecida de forma prioritaria como parte de la preparación de la fase crítica de tratamiento.


El descubrimiento de este artículo ha sido una alegría y motivación para seguir luchando para que se realice algún tipo de intervención en los pacientes con cáncer que tienen hijos, y en estos específicamente siempre que sea necesario.

Si queréis saber más os dejo la referencia del artículo y el enlace de la revista donde se puede conseguir:

Romer, G., Saha, R., Haagen, M., Pott, M., Baldus, C. and Bergelt, C. (2007), Lessons learned in the implementation of an innovative consultation and liaison service for children of cancer patients in various hospital settings. Psycho-Oncology, 16: 138–148. doi: 10.1002/pon.1105